Frío cuando me hablas

Hay frío que corta la piel, uno que seca los labios congelando la nariz, que endurece pezones y recorre la espalda con anónimo sigilo. Hay frío en los pies, igual al que entinta los dedos morados. Hay frío en palabras, que ya congeladas tienden a caer estrepitosamente, dejando un regadero de astillas de hielo.

Anuncios

~ por matica en Sábado, octubre 7, 2006.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: